El Aikido que practicamos

“Yo practico el mejor Aikido para mi forma de ver el mundo y a mi mismo.” Esta afirmación aunque un poco rara creo que debería ser válida para todos los practicantes de aikido del mundo.
Buda
No hace mucho un amigo mío de toda la vida me comentó que acababa de empezar a practicar aikido, yo me alegré ya que creo que el aikido es uno de los caminos de esta vida que nos ayuda a ser mejores personas y a realizarnos no sólo externamente si no también internamente. Le pregunté quien le estaba dando clases y me explicó quien era su profesor y cuál era el Sensei de este. Mi amigo que ha pasado por un par de artes marciales anteriormente, con no muy buenas experiencias, me preguntó si lo conocía y que tal era, yo lo cierto es que no lo conocía aunque si al Sensei de este y lo cierto es que es de los mejores de la zona, aunque yo sigo otra línea de trabajo diferente. Mi amigo comenzó a interrogarme sobre las diferencias de unas líneas y otras, y a cada comentario diferenciador del trabajo de su línea con respecto a la mía, sus respuestas a lo que comentaba de su línea de trabajo eran tipo:”¿y eso no está bien?” y a lo que comentaba de mi línea: “¿así es mejor?”. Y lo cierto es que no, yo intente hacerle entender que todo lo que aprendiese sería bueno para él, cuando empiezas en el aikido hay tantas cosas que aprender que diferenciar una línea de trabajo de otra es muy difícil para alguien nuevo, para saber que tienes lo que te gusta debes probar otras cosas. La paella está muy buena, y el pulpo a la gallega también, no son comparables, pero los dos están buenos y son comida.

En el aikido hay tantas líneas de trabajos como Shihanes, ¿Quién se atreve a decir que un Shihan no es bueno? Es algo impensable tratar de valorar el trabajo de un Shihan, pero hay trabajos que se acercan más a nuestra forma de ser y de experimentar el aikido que otras, no por eso debemos despreciar el tipo de trabajo de los que no comulgan con nosotros. Discutir sobre que línea es mejor o que Sensei es el mejor es como cuando ves a dos niños pequeños en el colegio discutiendo sin sentido sobre que padre es mejor, las respuesta de ambos es siempre la misma: “ el mío es mejor”. El aikido de cada uno debe ser el que mas se aproxime a la forma de ser de cada uno, hay líneas muy directas, hay líneas que trabajan mucho la sensibilidad con el uke, hay líneas que usan muchos atemis, etc…..

Ahora plantearos que aikido practicáis, hasta que punto estáis contentos con vuestro trabajo diario y hasta que punto salís frustrados o con la sensación de haber aprendido algo nuevo. Habéis probado otra línea diferente alguna vez, aquí en España hay gran cantidad de cursos al cabo del año de grandes maestros muy distintos. Con esto no quiero incitar a nadie a dejar a su Sensei por otro, quiero que veáis que lo mas fácil es determinar que yo hago el mejor aikido y los demás no, cuando en realidad no hemos probado otra cosa, en mayoría de los casos.

En mas de una ocasión al igual que yo habréis oído y sobre todo leído afirmaciones del tipo “mi aikido es el mas puro…”, “yo practico el verdadero aikido de O´sensei…..”, “yo vivo la vida como un autentico samurái (o guerrero) y mi aikido lo demuestra…”, cuando haces esas afirmaciones tu ego intenta poner tu línea de aikido por encima de todas las demás, lo que va directamente en contra del aikido, ya que debes desterrar el ego de tu ser, sin ego debes resolver los conflictos y enfrentarte a la vida, si partes de alguna de esas frases ya estas poniéndote en contra de otras personas que practican aikido, igual que tú ellos creen que siguen la mejor línea de trabajo posible.

Debemos intentar aprender todo lo posible de todos los maestros, de sus diferentes líneas e intentar comprender por que hacen las cosas de forma diferente a nosotros, si entendemos esto podremos valorar mejor la línea que seguimos. Como antes dije no quiero que nadie piense que pretendo que la gente cambie de Sensei, ni mucho menos, lo que pretendo es que seamos mas receptivos a ver el aikido de los que nos rodean y valorar el esfuerzo de cada practicante, ya que todos nos esforzamos por mejorar día a día. Aunque aquí sucede bastante, en Japón está muy mal visto cambiar de maestro, de hecho es posible que al cambiar el maestro, al que cambias no te acepte de la misma forma que al resto de sus alumnos, tened en cuenta el no ofender nunca a vuestro Sensei con vuestras decisiones, pero seguid vuestro propio camino.

“Yo practico el mejor Aikido para mi forma de ver el mundo y a mi mismo.”

3 comentarios

  1. Muy buena reflexión, lo importante no es cual es el mejor Aikido, ni que grado tienes, sino entrenar como bien dices para ser mejor persona, gracias.

  2. En todo lo que se hace debe de llegar un momento de reflexion y autocritica.
    Como bien dices no hay que menospreciar ninguna linea, siquiera compararlas, lo ideal es ver o darse cuenta que linea se adapta mejor a nuestra manera de entender el aikido y el movimento. Yo despues de pasar un año trabajando en dos lineas distintas, tengo la conviccion que estoy donde quiero estar. Me da todo lo que busco y mas…
    Si uno sale de clase satisfecho y con ganas de la siguiente, creo que ha encontrado su sitio.
    No creo que “mi aikido” sea el mejor, pero seguro que es el mejor que puedo ofrecer…
    Buena entrada para la reflexion 😉

  3. Una reflesión muy interesante, pero es así!. Muchas veces no somos capaces de ver más allá de nuestra propia nariz,….nos cerramos en banda y lo único que conseguimos es no avanzar.
    Este tipo de textos me hacen calentarme la cabeza sobre mi camino!! Y eso es bueno!!

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: